miércoles, 20 de abril de 2016

Causa consternación estrangulamiento de niña a manos de su padre



Santiago Benjamín de la Cruz
Santo Domingo


El supuesto embarazo de Esther Gabriela Castillo Diloné, de 12 años, sumado a que llegó a su casa pasadas las 12 de la noche, fueron los motivos que provocaron una discusión entre la adolescente y su padre, Luis Miguel Castillo, de 39 años, la cual terminó con la estrangulación de la menor por parte de su progenitor.
Los vecinos que residen en el edificio donde vivía la menor junto a su padre, ubicado en la calle Sabana Larga, número 47, frente a los transformadores, en Los Mina, aun no salen de la sorpresa que le ha causado la noticia, pues afirman que nunca habían escuchado una discusión entre ellos, y nunca se imaginarían que la primera terminaría así.
La ama de casa Elsa Laureano, de 28 años, quien vive justamente al lado del apartamento donde residía la niña junto a su padre, aún no asimila que Esther Gabriela, la menor que visitaba su residencia cuando se sentía sola, haya sido estrangulada por su padre.
“En este edificio todos vivimos encerrados y casi nadie visita a nadie. Pero, realmente, tanto a mí como a los demás nos sorprendió la noticia de ese asesinato, porque nunca nos imaginamos que un hombre tan tranquilo y callado fuera capaz de hacer eso”, dijo.
Cuenta que aproximadamente a las 9:20 de la mañana de ayer escuchó el sonido de una ambulancia, pero lo primero que pasó por su mente fue que su vecinita se puso mala, nunca que la habían estrangulado.
“Entonces cuando ellos subieron, solamente escuché que dijeron: la paciente falleció, y ahí me imaginé que era ella, porque es la única niña que vive aquí”, dijo.
Expresa que la adolescente a veces visitaba su casa, pero que no era algo constante.
Precisa que el comportamiento de la niña era normal, como cualquier adolescente de ahora, y que nunca escuchó que estaba embarazada.
“El comportamiento de ella era normal, venía a mi casa cuando se sentía sola y jugaba con mi hijo. Nunca escuché una discusión entre ellos y no había escuchado que estaba embarazada, ahora me entero”, indica.
Considera que quizás tenía su noviecito, pero que esos temas personales nunca los habló con la adolescente.
De su lado, Pedro Gaza, también residente en el lugar, aseguró que la niña era muy alegre y que siempre la veía pasar cuando iba y regresaba de la escuela.
“Si escuché que discutieron dizque porque ella había llegado tarde y estaba embarazada, y dizque que ella le dio una bofetada a él, y quizás por eso fue que pasó eso”, dijo.
Reporte policial
Luis Miguel Castillo se entregó la mañana de ayer ante la Policía Nacional, donde admitió lo que había hecho y contó su versión, dijo el vocero policial, general Máximo Báez Aybar.
“Él se presentó hoy (ayer) a la Policía, alrededor de las 10 de la mañana y dijo que la niña de 12 años llegó pasadas las 12 de la madrugada y que en ese ínterin de reclamo, él le habló de que le había llegado la información de que ella estaba embarazada y entonces ella lo abofeteó”, dijo.

De acuerdo a Báez Aybar, Castillo declaró que cuando su hija le propinó la bofetada él se salió de control y la estranguló.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOTICIAS MAS DESTACADAS

PERIODICOS

REGIONALES

DESTACADA