Resultado de imagen para falso romance
La Policía Nacional ha desarticulado una organización especializada en el fraude del "falso romance" que llegó a estafar desde Valencia 2,1 millones de euros a personas de todo el mundo. 
Los detenidos captaban a sus víctimas desde una red social simulando que querían mantener una relación sentimental. 
Una vez que se habían ganado la confianza de sus posibles objetivos, les solicitaban diferentes ingresos con todo tipo de pretextos. 
Hay 26 personas detenidas, según la Policía, y hasta el momento se han localizado a seis afectados en Suiza, Australia, Bélgica y Suecia.
Las investigaciones comenzaron a finales de 2017, gracias a la alerta del departamento de seguridad de una entidad bancaria que avisó de una serie de operaciones sospechosas

En el banco habían observado la llegada de transferencias internacionales inusuales desde varios países, como Estados Unidos, Suiza, Suecia, Colombia y Finlandia. 
Los agentes lograron identificar a los titulares de las cuentas corrientes —a quien los investigadores denominan "mulas"—, en donde las víctimas realizaban los ingresos. El dinero posteriormente era transferido a los cabecillas de la organización.
Estas detenciones permitieron identificar a los tres cabecillas, receptores del dinero procedentes de las mulas una vez que estas habían recibido las transferencias de las víctimas. 
Se estima que la organización ha estafado mediante este sistema más de 2.100.000 euros y hasta la fecha han sido localizadas seis víctimas a las que habrían estafado un total de 1.500.000 euros, sin que los investigadores descarten la existencia de otros afectados.

También 'cartas nigerianas'

Los detenidos también utilizaban la modalidad de cartas nigerianas, que consiste en enviar misivas de forma indiscriminada en las que se explica a las posibles víctimas que, para cobrar una herencia de un familiar lejano, deben transferir previamente una cantidad de dinero.
En los cuatro registros practicados se ha intervenido gran cantidad de documentación, tarjetas SIM, discos duros, ordenadores portátiles y más de 29.000 euros en efectivo. 
También se ha localizado un laboratorio de falsificación de tarjetas bancarias.