Compartir

miércoles, 4 de noviembre de 2020

Trump gana Florida y Ohio; la atención centrada ahora en 3 estados del Norte

Trump ha ganado los estados clave de Florida y Ohio en una ajustada batalla por la Casa Blanca.  La atención se centra ahora en tres estados industriales del norte que podrían ser cruciales para determinar quién alcanza la Presidencia: Michigan, Wisconsin y Pensilvania .

Este martes ha habido una participación histórica, con más de 100 millones de votantes, luego de una insólita campaña electoral marcada por la pandemia del coronavirus y la polarización de la sociedad estadounidense.

Las encuestas antes del cierre de las urnas daban al demócrata Joe Biden una ventaja de 7,2 puntos sobre Trump a nivel nacional, según el promedio de sondeos elaborado por la web RealClearPolitics, pero los resultados parciales no arrojan un claro vencedor. La batalla electoral está muy reñida.

Los dos candidatos, el presidente republicano Donald Trump y el exvicepresidente demócrata Joe Biden, han declarado al rival incapaz de liderar una nación que lidia con la COVID-19 y cuestiones fundamentales de justicia económica y racial.

La noche comenzó con victorias predecibles para cada candidato, Trump se hizo con tradicionales bastiones republicanos como Kentucky y Biden se impuso en los estados leales a los demócratas, como Vermont.

Millones de votantes dejaron de lado las preocupaciones sobre el virus para acudir en persona, uniéndose a los 102 millones de estadounidenses que votaron días o semanas antes por correo, una cifra récord.

La institución de la Universidad de Florida indicó que los votos por anticipado suman ya 100 millones 796 mil 871 votos en total, de los que 35,9 millones corresponden a votos en persona registrados en las jornadas anteriores y otros 64,8 millones a votos por correo.

Con esta cifra, sumada a los sufragios que depositaron a lo largo del martes los electores y los enviados por correo, se espera que se rebasen con creces los 136,6 millones de votantes, o un 55,7 % del electorado, que participaron en los comicios de 2016.

En esas elecciones el ahora presidente, Donald Trump, se impuso a la entonces candidata demócrata, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

Entre los estados que más votos anticipados han registrado están California, con algo más de 12 millones; Texas, con 9,7 millones, y Florida, con algo más de 9 millones.

La participación en las elecciones de EE.UU. es tradicionalmente baja y no supera la cota del 60 % desde que en 1968 el republicano Richard Nixon se hizo por primera vez con la Casa Blanca.

Biden confiado en que ganará

El aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, ha reclamado este miércoles, mientras el recuento de las elecciones seguía en marcha y abierto, que los estadounidenses tengan paciencia para «esperar hasta que cada voto esté contado» y se conozca claramente si el ganador es él o Donald Trump.

Afirmó su convencimiento de que finalmente alcanzará la Casa Blanca: «Creemos que estamos en el camino de ganar estas elecciones. Sigan creyendo, vamos a ganar».

Biden ha comparecido brevemente en Wilmington, la localidad de Delaware en la que reside, poco después de la medianoche ante un puñado de seguidores que le han recibido, como ha sido habitual durante toda la campaña electoral, con el sonido de las bocinas desde el interior de sus coches, como medida preventiva contra el coronavirus.

El objetivo era reafirmar su posición en pleno escrutinio después de que Trump se haya hecho con estados clave como Florida y Ohio, lo que deja el resultado final en el alero y amenaza con alargar el recuento hasta bien entrado el miércoles e incluso durante varios días.

«El voto anticipado y el voto por correo van a llevar tiempo, tenemos que ser pacientes. Podemos conocer los resultados tan pronto como mañana por la mañana, pero puede llevar un poco más», ha recalcado hasta en dos ocasiones el exvicepresidente con Barack Obama, que ha advertido contra cualquier intento de proclamar la victoria antes de completar el escrutinio: «No es mi función declarar quién ha ganado estas elecciones, no es la función de la Donald Trump. Es la decisión del pueblo estadounidense», ha subrayado.

Trump le acusa de intentar un fraude

Su rival, sin embargo, le ha acusado de intentar un fraude electoral: «Estamos arriba por mucho, pero están intentado robar las elecciones. Nunca dejaremos que lo hagan. ¡Los votos no pueden depositarse después de cerrar los centros de votación!», ha tuiteado Donald Trump justo cuando Biden hacía su intervención, que ha reiterado en las últimas semanas que no aceptará los resultados si el ganador no se conoce de inmediato, un posicionamiento insólito en un presidente estadounidense.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PERIODICOS

NOTICIAS MAS DESTACADAS

REGIONALES

DESTACADA